Italiano para ti

La fattoria della lingua

La lengua italiana está llena de expresiones idiomáticas relacionadas con el mundo animal. Muchos de ellos representan características tanto positivas como negativas:

La volpe representa la furbizia, la gallina la stupidità, la lumaca la lentezza, l’asino l’ignoranza, il leone el coraggio etc…

A parte de esto, la lengua italiana está llena de perífrasis que salen del mundo animal para expresar conceptos, actitudes o formas de portarse.

Un ejemplo muy prolífico es el pesce; en italiano tenemos muchas frases protagonizadas por este animal: Essere muto come un pesce signifíca callarse o guardar un secreto, Trattare a pesci in faccia quiere decir insultar o portarse de forma ofensiva con alguien, Essere un pesce fuor d’acqua indíca sentirse extraño en una determinada situación, Essere un pesce in barile se utiliza para alguien que finge no entender lo que pasa o Buttarsi a pesce para hablar de una persona que se lanza a hacer algo con entusiasmo. Además se registra la presencia de varios refranes relacionados con los peces: Il pesce puzza dalla testa para decir que las culpas o las responsabilidades principales son de quien manda, de quien está por encima, Il pesce piccolo mangia il pesce grosso como metáfora del ciclo biológico de la vida, Chi dorme non piglia pesci que es una invitación a espabilar y L’ospite è come il pesce: dopo tre giorni puzza para referirse a la idea que una visita larga en casa de amigos o familiares puede cansar.

Otro protagonista de muchas expresiones idiomáticas es el gatto:

Essere come cane e gatto quiere decir ser grandes enemigos mientras que Giocare come il gatto con il topo indica probar placer en molestar a un adversario más débil, Essere una gatta morta representa la actitud de una persona lista y traviesa que esconde su verdadera naturaleza detrás de una conducta ingenua e inofensiva, Gatta ci cova se utiliza cuando se tiene la sospecha de que alguien está intentando engañarnos y Avere sette vite come i gatti se refiere a la capacidad de ser fuerte, tener siempre éxito en las situaciones difíciles, incluso relacionadas con la salud. Terminando con un refrán muy habitual Tanto va la gatta al lardo che ci lascia lo zampino para referirse a personas muy atrevidas a las que le gusta meterse en situaciones complicadas y que, tarde o temprano, corren el riesgo de sufrir muchos daños.

Finalizamos con el cane, otro protagonista de muchas expresiones lingüísticas:

Can che abbaia non morde, se utiliza para hablar de quienes suelen amenazar con frecuencia pero que en realidad son muy poco peligrosos, Cane non mangia cane en el sentido de que los poderosos no se ponen en contra de los intereses de otros poderosos, Fare una vita da cani es tener una vida muy dura, Menare il can per l’aia hablar de un argumento sin nunca llegar a una conclusión, Essere fortunati come cani in chiesa, es decir ser muy desafortunado ya que no dejan entrar perros en las iglesias y Voler drizzare le gambe ai cani que indica la voluntad de hacer cosas absurdas e inalcanzables. Recordamos también: Non svegliare il can che dorme que significa no provocar a quien puede resultar peligroso, Trattare qualcuno come un cane es decir maltratar a alguien y Battere il cane al posto del padrone quiere decir no echar la culpa al verdadero responsable de un daño, sino a alguien – más débil – que está al lado.

¡Si quieres descubrir más refranes sobre el mundo animal, sigue leyéndonos!

Filippo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s