Italiano para ti

I dialetti d’Italia

Los idiomas de Italia constituyen el patrimonio lingüístico más rico y variado de todo el panorama europeo. La creación de los Estados Nacionales, transcurrida entre los siglos XVIII y XIX, llevó a la formación de la mayoría de los países europeos tal como los conocemos hoy en día y fue un fenómeno que involucró a Italia más tarde en relación con otros territorios del continente (la Unidad de Italia se proclamcó en 1861). Por consiguiente, también la unificación lingüística llegó más tarde con respecto a la de otros países y el nacimiento del italiano como lengua nacional fue un proceso plagado de discordia y conflictos.

El italiano como lengua nacional, procede del toscano literario, cuyo uso en la literatura empezó con los grandes escritores del siglo XIII: Dante, Petrarca y Boccaccio. A la hora de la unificación, solo una minoría de la población sabía escribir. La educación obligatoria fue, por supuesto, la aportación más eficaz para el proceso de afirmación de la lengua nacional. La consecuencia ineludible fue que las variedades dialectales pasaron a ser lenguas populares, no oficiales y asociadas a la parte menos culta de la población.

Según los datos estadísticos más recientes, el 84% de los italianos habla de manera exclusiva o predominantemente, la lengua italiana, el 10,7% de la población, la contamina con un idioma local, mientras que solamente el 1,7% habla solo en dialecto.

A continuación, intentaremos hacer  un breve recorrido por las principales variedades dialectales italianas:

el Napoletano es un idioma romance certificado  desde la Edad Media en los territorios de la Italia meridional. Goza de una rica producción literaria, sobre todo folclórica (canciones y poesías en particular). Actualmente, en el área metropolitana de la ciudad de Nápoles, se habla napolitano, mientras que en Campania también se habla pero con variaciones locales.

El Siciliano, por su parte, está clasificado como dialecto ‘extremo’, justamente por su lejanía con la lengua nacional. Se habla en la isla homónima con distintas declinaciones territoriales. Algunos estudios certifican la lengua siciliana como la verdadera progenitora del italiano, divulgada a partir de la escuela siciliana de Federico II de Svevia.

El Sardo ya ha sido reconocido como lengua oficial y ha salido del círculo de las variedades dialectales italianas. A pesar de esto, las resistencias siguen siendo muchas, sobre todo fuera de la isla. Sin embargo, su emancipación del italiano está reconocida por estudiosos y centros de certificación lingüística.

Recordemos también el Veneto, hablado el la región homónina, el Lombardo en Lombardia y el Piemontese en Piemonte.

Hoy en día, las variedades dialectales del italiano se reconocen como patrimonio cultural colectivo para salvaguardar y transmitir. En esta perspectíva, los gobiernos y los entes culturales han adquirido, en los últimos años, posiciones políticas que se mueven en esta misma dirección y que tienen como fin preservarlos de la extinción.

Filippo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s