Siracusa

Para la sección Rincones de Italia, hoy os invitamos a descubrir  una de las ciudades más características de Sicilia: Siracusa. Situada en una zona bastante apartada, a lo largo de la costa sudoriental de la isla, Siracusa ha sido uno de los centros neurálgicos en la historia de la dominación griega y posteriormente romana, no solo por su posición estratégica para el intercambio de mercancías en la zona del mar Mediterráneo, sino también por su conformación geográfica.

La fundación de la ciudad remonta al año 734-733 a. C. a manos de los Corintios y, durante toda la edad clásica, fue considerada una de las metrópolis más importantes a la par de Atenas. Muchos filósofos e intelectuales visitaron la ciudad, uno de ellos fue Platón, que intentó establecer allí su Estado Ideal de la República. Después de la conquísta romana en 212 a.C., Siracusa siguió conservando su encanto y su importancia; Cicerón la denominó ‘la más grande y la más bella’ de las ciudades griegas.

Caracterizada por importantes riquezas históricas, arquitectónicas y paisajísticas, Siracusa fue declarada, en 2005, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Proporcionar una lista completa de todas y cada una de las piezas artísticas de la ciudad, resulta una tarea ardua. Sin embargo, entre ellas, merece la pena mencionar algunas obras arquitectónicas, pictóricas o urbanísticas realmente majestuosas.

El corazón de la ciudad es, por cierto, la isla de Ortigia, la parte más antigua e histórica de la ciudad, que engloba obras de gran valor, entre ellas el Duomo. De lo más fascinante que podemos encontrarnos es el parque arqueológico de la Neapolis, una zona natural llena de hallazgos arqueológicos que cuenta con numerosos monumentos importantes entre los cuales encontramos el anfiteatro romano de la edad imperial, excavado en la roca. Muy sugestivas son las representaciones escénicas de las grandes tragedias griegas que se desarrollan cada año en primavera al atardecer y que atraen a público de escuelas, amantes del teatro y espectadores comunes por toda Sicilia y parte del extranjero.

Otro punto turístico importante de la ciudad es l’Orecchio di Dionisio, una cueva artificial que se encuentra debajo del Teatro Griego. Según la leyenda, su peculiar forma de oreja de burro, inspiró a Caravaggio para nombrarlo ‘orecchio’. Sin embargo, según las reconstrucciones de Eliano,  Dionisio encerraría allí al poeta Filosseno acusándolo de no apreciar las obras literarias del tirano.

El turismo es, sin duda alguna, la fuente principal de la economía de la ciudad; son miles los viajeros que, desde distintas partes del mundo, la visitan cada año.

Si eliges ir a Siracusa, piérdete  por los callejones de su centro histórico, entre los perfumes de los cítricos, colores embriagadores y nostálgicas melodías tradicionales.

¿A qué esperas entonces? ¡Ve a Siracusa!

Filippo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s