Italiano para ti

La lengua es política

En cualquier idioma que se hable, las palabras nunca son neutras o inocentes. Llamar algo de una forma u otra significa imaginarlo de una determinada. Esta llave de lectura de la realidad lingüística afecta también al italiano, y, en los últimos años, han sido centenares las conferencias organizadas alrededor del mundo sobre temáticas de distinta naturaleza, una en particular se desarrolló sobre la declinación femenina de muchos sustantivos que indican profesión.

La escuela del pensamiento dominante hasta hace poco tiempo rechazaba la declinación en femenino de palabras como architetto, ministro, chirurgo o avvocato, reconociendo una pérdida gradual de autoridad social al pasar al morfema –a, o incluso la inutilidad de un cambio de género. Architetta? ¡Terrible!, Ministra? ¡No hace falta!, Chirurga? ¡Impronunciable!

Si buscasemos las razones de dicha hostilidad, nos encontraríamos con un mar de interpretaciones tranquilamente definibles como ‘sexistas’, sin correr el riesgo de ser acusados de feminismo last minute. En realidad es demasiado fácil desmontar las pseudo-motivaciones de algunos ‘puristas de la lengua’ que se horrorizan solo con la idea de llamar a un médico chirurga. Sin embargo, merece igualmente la pena intentarlo para despejar el campo de cualquier falso mito.

Una premisa inicial es la idea de que no se trata de una cuestión entre géneros sino de géneros. De hecho, son muchas las mujeres que, incluso desempeñando un papel público importante, rechazan la declinación femenina de su trabajo. Una ejemplo es la actual Ministro de la Pública Administración italiana, Giulia Bongiorno, una de las abogadas penalistas más famosas (y mejor pagadas), comprometida desde hace años en proyectos en contra de la violencia machista, ha declarado públicamente no querer ser llamada avvocata, porque percibe en este -aparentemente inocente cambio de vocal- una diminutio de su prestigio profesional.

Por otro lado tenemos la cuestión de la bandera (inútil) que reivindican con orgullo muchos detractores de la declinación binaria. Si fuera verdad que ‘no hace falta’ llamar a un profesional por su género, deberíamos entonces eliminar palabras como maestra, infermiera o cameriera que están perfectamente incluidas en el código lingüístico italiano sin crear ninguna turbación en la percepción del discurso público. Sin embargo, allí donde existe, y es convencionalmente aceptada la declinación femenina, se observa una inquietante ‘descalificación’ del valor cultural del término; en italiano maestro es un gurú, un filosofo, un artesano experto, un director de orquesta, un pintor…. Maestra en cambio, solo es la profesora de la ecuela primaria,  incluso declinado negativamente con el sufijo –ina (maestrina) para referirse a una persona pedante y quisquillosa.

Otra excusa que utilizan con frecuencia los ‘pseudo-puristas’ es que las instituciones de normalización lingúística no reconocen dichas formas gramaticales. Es totalmente erróneo utilizar estos organismos, Accademia della Crusca ante todo, como punto de referencia tout court. La Crusca no crea lengua, más bien, registra variedades que, basándose en un parámetro de frecuencia de uso, acoje y establece normas determinadas. Aquí nace el error, es decir, en la idea según la cual el camino se articule en esta dirección. Es justamente al revés: la comunidad de hablantes empieza a utilizar una forma lingüística, la Accademia registra la difusión y la frecuencia y, posteriormente, actúa el proceso de normalización.

El primer paso compete entonces a los hablantes, a su sensibilidad y a su idea de igualdad. Si se empiezan a llamar las personas y reconocer hechos con su proprio término, por consiguiente, las autoridades de certificación lingüística no tendrán otro remedio que ‘aceptar’ la forma, acogerla y añadirla en los diccionarios.

Filippo

INTERVISTA: 8 marzo, Cecilia Robustelli: il linguaggio cambia con le donne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s