Grazia Deledda: un grito suave

el

Grazia Deledda, es, sin duda alguna, una de las personalidades más reconocidas de la literatura italiana y, aún hoy, una de las más traducidas en todo el mundo, responsable incluso, de una decisiva ruptura con la tradición del siglo XIX.

En aquel entonces, en Barbagia (un zona interna y muy atrasada de Cerdeña) haber nacido mujer, no facilitaba su sueño de llegar a ser escritora; sin embargo, gracias a su tenacidad y constancia, Grazia se convirtió en una intelectual de gran éxito, llegando a ganar el Premio Nobel en 1927 (única mujer italiana en la historia en conseguirlo).

Nacida en una acomodada familia, Grazia Deledda, manifestó desde muy joven su deseo por estudiar, tanto que obtuvo el permiso para realizar dos veces la «quarta elementare» (el grado máximo de instrucción permitido a las mujeres en aquel entonces). Desde pequeña sufrió críticas, como por ejemplo, la de ser señalada por el cura del pueblo como una «mujer diabólica», por el simple hecho de querer ser escritora.

Al contrario de lo que se suele pensar, fue su madre y no su padre, la que la obstaculizó en sus inicios; una mujer profundamente infeliz, que había contraido matrimonio con un hombre al que no quería y que veía en la determinación de su hija la afirmación de su vida derrochada.

En 1900, la autora se casó con Palmiro Madesani, un hombre inteligente, que supo valorar positivamente el talento de Grazia y por ello asistirla por completo en su carrera, ayudándola y apoyándola en todo. Esa actitud provocó feroces críticas por parte de los conservadores, que veían en esa propensión del hombre un signo de poca virilidad. El mismo Pirandello, por ejemplo, escribió un libro titulado Suo marito, para burlarse de Medesani.

Los temas principales de la poética de Grazia Deledda fueron la ética patriarcal sarda, el pecado y la naturaleza salvaje de su tierra. Como solía decir:


«Quiero recordar la Cerdeña de mi infancia, pero sobre todo, la sabiduría profunda y auténtica, la forma de pensar y de vivir, casi religiosa, de unos pastores y campesinos sardos».

Filippo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s